Mogollón

Mogollón es una palabra que me encanta. Siempre me ha parecido muy divertida de pronunciar, porque es de esas que te llenan la boca cuando las dices. Es como cuando dices "joputa" o como cuando hablas con una polla en la boca llena de comida.

Además Mogollón es, gracias a Volver, una palabra que ha adquirido de inmediato tintes almodovarianos.

Por eso cuando pienso en el mogollón de cosas que tengo que contar en el blog, me siento como un personaje de Almodóvar. Pero de los divertidos secundarios que siempre acaban bien, tipo la Agrado, y no como una yonki enamorada que acaba tirada en una cuneta mientras suena una canción extraña de un cantautor de Mozambique.

Entre todo el mogollón de cosas que tengo que contar está el final de la caravana de mujeres, pero haciendo honor al caos reinante en este blog desde tiempos inmemoriales lo mismo no la termino de explicar nunca o la termino de explicar dentro de seis meses. La crónica de Lady Gaga no creo que la haga jamás por dos motivos:
1.- Que ya la han hecho todos los maricasconblog del universo y que el que no la ha hecho estuvo en uno de los conciertos (menos los de LoQueSurja que se quedaron en la calle porque sus entradas eran falsas)
2.- Que iba tan borracho que no recuerdo ni la mitad.

Además, contarlo no tiene gracia. Lo mejor es vivirlo. Ahí, bebido, puesto hasta arriba, entre el mogollón de maricas que abarrotaban el Sant Jordi.

Estas Navidades han dado para mogollón de vivencias y experiencias.

La visita de ChicoFABuloso que parecía que no iba a llegar nunca pero cuando llegó lo hizo de la mejor manera que podía hacerlo.
Dos días en los que cenamos, charlamos, paseamos, reímos, vimos pelis (de calidad, Romy & Michelle -que parece escrita por Chico y Chica- y A Wong Foo -que incluye algunas de las lecciones más importantes sobre la vida gay que jamás aprenderás-) y... bueno, mogollón de cosas más.

He salido de fiesta, aunque no un mogollón de veces. Aunque yo siempre que salgo hago que cunda y al final lo importante es la calidad y no la cantidad. Salir de fiesta con JB es una aventura: es quedar para tomar una cerveza después de currar y acabar al mediodía siguiente yendo al trabajo con una resaca interminable y unas ojeras que te llegan hasta la mandíbula.

Hablando de ojeras: uno de mis autoregalos de Reyes (porque este año nadie me ha regalado una mierda, por mucho "los tuyos para Reyes, que ahora en Navidad no sabíamos qué comprarte" que dijeran algunos el día 25) fue un tratamiento antiojeras que me costó mogollón de euros. Yo iba a por un rollon sencillito de estos de Biothèrme pero el del Sephora me encasquetó una crema antiojeras, antiarrugas, antibolsas y antisistema y unos polvos mágicos con cafeína y vitamina C que están haciendo maravillas.

A eso súmale la edición coleccionista del Halo Reach, que aún ni lo he puesto en la consola. De hecho no sé ni si la consola está conectada.

Cómo hemos cambiado.

Mogollón de mal lo pasé con la infección de orina que tuve hace un par de semanas. Queda fatal que lo cuente por aquí pero estas cosas hay que hablarlas y hay que difundirlas para que no os pase a vosotros también. Id al médico, que os recetará unos antibióticos que se diseñaron para matar al Octavo Pasajero que os dejarán como nuevos en unos pocos días.

Mogollón de veces cantamos la mierda de canción de Mariah Carey en fin de año, cuando Tidusin, LleonardPler, Abuga, FashionGirl, VaGina y su novio y la Pocket nos juntamos en casa para despedir el 2010. Y también cantamos mogollón de canciones con el Singstar. Casi me muero al comprobar que Tidusin tenía compradas Black & Gold de Sam Sparro y We Are The People de Empire of the Sun. EXIJO un Singstar "Marica Moderna" YA!

Y seguro que me olvido de mogollón de cosas. Pero es pensar en el mogollón de cosas que tengo que hacer y me da un parraque.

Yo ahora sólo quería que supiérais que sigo vivo.

Por si no habéis tenido bastante con la palabrita de marras, aprended a decirla viendo el trailer de Volver, justo al principio, en la boca de Lola Dueñas:

6 comentarios:

Lleonard Pler dijo...

Pues en el SingStar quedaron mogollón de canciones por cantar.

Y por fin le pongo nombre al chico con el que te reías de mogollón de cosas aquella noche jajaja!

Hidroboy dijo...

Uuuuh... :P

(BARBRA STREISAND!!!)

ChicoTóxico dijo...

y como subtitulan 'mogllón'?

oodies???

DiegoC dijo...

Exijo el nombre de la crema de Sephora IN-ME-DIA-TA-MEN-TE!!!!Hombreyaaa!!!

Fran dijo...

En sephora siempre pasa lo mismo, ponen a un tio que te roza un poco con el paquete y te vende lo que sea...

Anónimo dijo...

Un homenaje muy original a Volver y a su encantadora jerga. Pero el amigo Ismaël Lô no es de Mozambique sino de Senegal