Good Bye, 2010

Yo tenía un plan.

Quería hacer muchas cosas pero al final no he podido hacer nada. Cuando tenía ganas no tenía tiempo y cuando tenía tiempo no tenía ganas.

Pero no me quejo.

Antes de acabar el año quería hacer un repaso mes a mes de todo lo que me ha traído este 2010. Y hasta unas predicciones para el 2011.
Pero no he tenido tiempo. O no he tenido ganas.

También quería publicar el HDB19: En Plan Travesti y la megasesión HDB2010, como el año pasado.
Pero no he tenido tiempo. O no he tenido ganas.

Pero todo llegará. Porque en algún momento tendré tiempo y tendré ganas.

Por si acaso, os dejo algunos regalitos, para que veáis que va en serio. Y que el 2011 será un año de puta madre, porque empezará con todo esto:

HDB19: EN PLAN TRAVESTI

HDB2010


HIJAS DE BITCH:
Segunda temporada

Y en algún momento indeterminado, para celebrar las 20 sesiones HDB, una doble sesión MUY especial...


No sé qué plan tenéis para esta noche. No sé qué propósitos tenéis para 2011. Pero espero que bailéis todo lo bailable. Que folléis mucho, que seáis felices y que os gastéis cantidades indecentes de dinero en cosas fútiles que os hagan sentir plenos durante, al menos, quince minutos.

Yo he decidido que este año no me como las uvas.

Porque este año voy a vivirlo #comounanimal

Feliz 2011 a todos, perras.


Caravaaaaana de mujeres (III)

Domingo. 5 de diciembre. 2010.

Poco hay que contar sobre el domingo. Bueno, hay mucho que contar pero lo cierto es que no lo voy a hacer.

Quedé con JB para tomarme un descanso de la Caravana de Mujeres y prepararme para lo que se me venía encima.

A las 19:00 de la tarde ya estábamos borrachos en su casa bailando Rihanna y fumando como cosacos. Poco después fuimos a Arena Madre, y como al día siguiente era fiesta la cosa estaba llenísima de bollitos y mariconcetes. Es decir: adolescentes homosexuales.

Pero una cosa bárbara.

En la cola del guardarropía (porque sí, ¡¡había cola!!) tuvimos que pelear con uñas y dientes e insultar a más de un imberbe que dejaba que se le colara hasta el apuntador. Al final tuve que gritarle a una "TÚ, ZORRA, COMO TE VEA VOLVER SIN LA CHAQUETA TE ARRANCO LOS OJOS". Ella juraba y perjuraba que iba al baño. No me acuerdo de si al final fue o no, porque yo iba borracho y al final metí la chaqueta donde tocaba y me fui a beber y bailar.

Lo cierto es que nos lo pasamos bastante bien. Nos encontramos con mucha gente rara, mucha lesbiana que parecía LaRoux y con la que cantamos a pleno pulmón el "Desátame" de la Naranjo.

Y del resto... del resto no me acuerdo. Sólo recuerdo que al día siguiente iba a ser un día MUY, MUY, MUY INTERESANTE.

Caravaaaaana de mujeres (II)

Sábado. 4 de diciembre. 2010.

Tras levantarme una hora tarde y llegar 45 minutos ídem al trabajo, pasé la mañana como pude aburriéndome lo menos posible.
A medio día salí de trabajar y me fui a casa, dispuesto a hacer la compra. ¿Y a qué me refiero por "compra"? A patatas, chucherías y botella de Absolut.
Bueno, en realidad tuve que hacer visita a mi madre para que me diera el dinero que me debía y poder hincharme a comer gratis.

La tarde transcurrió tranquila. Aunque las llamadas y los mensajes para comprobar si los de Madrid llegaban vivos o no fueron constantes. Miedo me dio cuando TonyT me dijo que venían en coche escuchando HDB's y Fangoriadas varias y que tenían ganas de ver a la Flooor de Tibidaaaabo. La frase que me aterrorizó fue, textualmente: "AVISO: vamos muy Mcnamara".

Entre una cosa y otra quedamos ya por la noche en La Penúltima. Yo ya iba entonado de casa y me temía llegar elegantemente tarde pero mira, al final no porque llegamos todos más o menos igual.

Encontramos un sitio por ahí en medio y empezamos a liarla parda. Saludamos a todo el mundo: a Guio (y nos echamos en cara lo perras que somos que no quedamos nunca y vivimos en la misma ciudad), a Mariano y sus amigos murcianos, TonyT y JL, ChicoTóxico y NoChu, SotadePicas, etc, etc, etc. Había tanta gente en la Penúltima y tanto alcohol en mis venas que llegado el punto sólo era consciente de que el DJ pinchaba genial (que suene "Running Out" de Scissor Sisters seguido de "Black & Gold" de Sam Sparro fue un orgasmo) y que los baños de la Penúltima dan para más de lo que parecen así, tan pequeñines ellos.

Y es que los vermuts son peligrosos, amiga mía. Tan peligrosos (y tan buscados) que durante el resto de la Caravana de Mujeres surgió el rumor de que el vermut de la Penúltima SE ESTABA ACABANDO.

Al rato apareció DanAmigodeTodos y sí, es amigo de todos. Y así fue como todos sus amigos y los míos (que son los mismos) salimos de la Penúltima y nos encontramos en la calle con Antonia Dellata y yo me encendí un cigarro al revés y flipé en plan "Hala Tía! Mira qué llamarada!!".

De ahí fuimos, cómo no, a Arena. Pero a la Madre. Y no había mucha gente así que estábamos cómodos.
De lo que ocurrió en Arena, mejor no hablar. NO HABLAR. Lo que pasa en Arena se queda en Arena. Y más si acabas encendiéndote otro cigarro al revés. Imagínate el resto, querida.

Pero al final yo me volví a mi casa como pude escuchando musiquita y a las... cinco... o las seis... o las siete... yo qué sé, me quedé frito.

¿Qué ocurriría al día siguiente? Era domingo, pero eso no nos iba a detener. La Caravana de Mujeres acababa de empezar.

ESTOY BAILANDO: LAS 20 DEL 10

Ya va siendo hora de empezar a colgar los recopilatorios y sesiones que me toca colgar antes de fin de año, que son 3.

Así que hoy, día 16 de diciembre, llega el primero de los 3:


El único recopilatorio TOP20 que tiene 27 canciones!

Pero para arreglar el desaguisado de las 7 canciones extras me he inventado varias categorías (que no cuentan en el cómputo de temas) y que lo arreglan y que a partir de ahora estarán en todos los Estoy Bailando anuales. Vamos, que como no pude decidirme a quitar 7 canciones para hacer las 20, preferí inventarme una de estas cosas mías.

Las categorías son:

- Song of the Summer
Cada verano hay muchas canciones pero siempre hay una especialmente que, muy por encima de la radiofórmula o cosas así, hace que cada vez que la escuches recuerdes el verano. Este año el premio de Song of the Summer se lo lleva "Volcano" de Dragonette, de la que ya os hablé en su momento y poco más se puede añadir.

- SANDENAI
Gracias a Soraya hemos descubierto y adoptado un nuevo concepto. #SANDENAI se convirtió en una revolución en Twitter y la propia Soraya se vuelve loca cuando lo canta. #SANDENAI es... un modo de vida. Y la canción que este año nos suena a #SANDENAI (que viene a significar "me lo voy a pasar bien SÍ O SÍ) es la canción que nos lo ha regalado: "Dreamer" de Soraya.

- Flop of the Year
Porque hasta de la basura se puede sacar algo bueno. Cada año hay una artista que viene dispuesta a arrasar y se come los mocos. Este año ese honor lo tiene la inefable (e infame y todas las palabras que contengan F) Christina Aguilera. Bionic iba a ser el cd que iba a cambiarnos la vida a todos y ¿a ti te la ha cambiado? Porque a mí no. De hecho ni lo he escuchado entero. Pero tiene alguna buena canción y, sin lugar a dudas, la que más nos llamó la atención y nos volvió locos (y hasta bautizó un HDB) fue "WooHoo" cantada a dúo con la también inefable (e infame y todas las palabras que contengan F) Nicki Minaj.

- Artist of the Year
Ya sea porque sacas un disco, dos, tres, una película y un DVD, cada año es dominado única y exclusivamente por una artista. Este 2010, sin lugar a dudas, ha sido el año de ROBYN. Todas las partes de su Body Talk son absolutamente maravillosas y por eso se merece meter tres temas en el recopilatorio: "Dancing on My Own" (que probablemente sea la mejor canción de todo el año), "Hang With Me" (porque es el single de Body Talk Pt. 2 y porque es preciosísima) e "Indestructible" (porque también es lo más de lo más).

- Eurovision Song Of The Year
Porque hay que darle al festival de Eurovisión la importancia y el cariño que se merece, a partir de ahora (aunque el año pasado ya lo hiciera con el tema de Soraya) cada año elegiremos (bueno, elegiré) la canción más guay de todo el festival. Este año no hay casi competencia: la ganadora no está mal pero si hubo una canción que nos volvió locos a todos (menos a Abel Arana) fue el "Je Ne Sais Quoi" de la Charo Reina de Islandia, Hera Björk.

¿Queréis saber cuáles son las otras 20 canciones que he seleccionado, no cómo lo mejor de este año sino como las que más se acercan a la experiencia Estoy Bailando -y que son temas IMPRESCINDIBLES de este 2010?

Pues hala!!!!

Caravaaaaana de mujeres (I)

Viernes. 3 de diciembre. 2010.

Salgo del trabajo y me junto con JB para tener una charla que yo llevaba días queriendo tener con él. Tras un pequeño momento drama "hola qué tal, he perdido el sobre con mis entradas para el concierto de MGMT, vamos a volver por todas las vueltas que hemos dado para ver si las encuentro y que al final resulten estar justo donde estábamos sentados" me despedí de él y me acoplé a la cena en el Meri-chino barcelonés, que es el que está ahí en la calle Balmes al ladito de Arena.

En la cena había mogollón de gente y a mí me tocó sentarme entre mi madre, Cobraestilo, y Peibols. Besitos a todos y mucha risa y mucha comida china y mucho hablar de música y de petardeces varias.

Y, por supuesto, hablar de la huelga de controladores que provocó que los madrileños (bueno, algunos) no hubieran llegado. Indignación es poco!!

De ahí no sé cómo me engañaron para ir a tomar una copa. Yo no quería (ella nooooo queríaaaaa) que al día siguiente madrugaba para ir a trabajar, pero sí, me dejé engañar. Y llevé a la caravana de mujeres por el Gayxample, directos al Átame que no sé quién se empeñó en ir.
Por el camino nos encontramos con un reparte-flyers RRPP majísimo, de no sé qué bar nuevo, que nos dijo que actuaba Coral. Yo pregunté "¿ACTÚA LA SEGUNDA?" pero resulta que no, que no era Coral Segovia sino Coral la drag-queen. La que antes estaba en el Strass y que es una de las drags más divertidas que he visto nunca en Barcelona.

Pero en el grupo cundió la idea de que era Coral Segovia y ellos emperrados que no querían ir a verla, así que al final el RRPP se quedó con las ganas de vernos allí dentro y yo me quedé con las ganas de camelármelo.

Llegamos al Átame. La música era un horror no, lo siguiente. Pero vamos, es lo de siempre en el Átame. Sitio al que he ido DOS veces en mi vida y al que juro que no volveré porque me quemaría por dentro.

No sólo porque la música sea un espanto y que además se les corten las canciones y se pasen como un minuto sin saber qué poner, sino porque el espectáculo de Drag Queen un viernes por la noche me parece una idea pésima y porque si encima la Drag se vuelve loca y tus amigos (en particular TÚ, TIDUSIN) se ponen a empujarte y a gritarte para obligarte a subirte al escenario a bailar el Se Me Enamora el Alma... Pues claro, te tienes que subir, y hacer el paripé porque puestos a pasar vergüenza fuera del escenario, pues al menos lo hacemos como hay que hacerlo (y porque Tidusin me estaba poniendo nervioso ya con tanto grito y tanto empujón).

Al final, pues lo que pasa siempre que te acercas a una Drag Queen: que te llevas una somanta de insultos que no se los deseas ni a tu peor enemigo.

Así que visto lo visto, me recogí junto a Lleonard Pler y nos volvimos chino-chano a casa. Por el camino nos encontramos con el RRPP de antes que quería que fuéramos a tomar algo a su bar pero mira, yo a su bar no voy. A su casa sí. Pero a su bar no. Porque además su bar no era suyo, que el chico era un poco pringao (pero en plan que curraba mucho).

Y sí, a pesar de la cena, el chino, el alcohol, la drag-queen y el RRPP al día siguiente fui a trabajar.

Claro que me equivoqué al poner la hora del despertador y en vez de las 8:45 me levanté a las 9:45. Teniendo en cuenta que entraba a trabajar a las 10:00... pues al final sólo llegué tres cuartos de hora tarde.

Nah!

Invisible light

En algún momento de mi vida haré la crónica del concierto de Lady Gaga y todas esas cosas que a nadie le interesan.

Mientras tanto os dejo con la última obra de arte que se han sacado de la manga nuestros amigos Scissor Sisters.

El vídeo de Invisible Light.


Te odio

Tengo que explicaros toda la crónica de la Caravana de Mujeres, que aunque habéis podido vivir en vuestras propias carnes una parte de lo que fue el... ¿lunes? ¿martes? Chico no lo sé, estos días han sido un blackout constante así que ni idea de qué día fue lo del videoblog, pero FUE.
Así que os dejo con ese pequeño aperitivo de lo que pasó y prometo contaros con pelos y detalles lo que me apetezca contaros de estos 5 o 6 días que han parecido 5 o 6 años (o al menos ahora pesan como eso).

Pero antes de hacerlo os voy a contar lo último que he hecho este puente, con la Caravana de Mujeres ya cerrada y finiquitada.

Ayer por la tarde estaba yo en casa de resaca post-Gaga cuando mi amiga Kitty Wu me pasó un vídeo de un grupo y me dijo si me animaba a acercarme a la Fnac a verles en directo, que presentaban nuevo disco.
El grupo en cuestión, Los Seis Días, suenan tal que así (aunque ya os digo yo que su primer disco, "Lunes", no es tan acústico ni como esta canción ni como sonaron en el Fórum de la Fnac):



Reconozco que esta entrada es un poco Abel Arana porque Los Seis Días de nuevos (bueno, nuevas) no tienen nada. Su primer disco salió hace meses al mercado y llevan mucho moviéndose por la escena indie barcelonesa pero ya sabéis que a mí no tenéis que buscarme en bares en los que no suena Kelly Rowland así que es normal que no los conociera.

La voz de Nere, la cantante, es una de las cosas más bonitas que he oído en mucho tiempo; con cierto deje a la de Eva Amaral pero sin llegar a resultar tan cargante.

El directo fue divertido, aunque como podéis imaginar no son un grupo cargado de buen rollo y vitalidad y en versión acústica puede ser aún un poquito más deprimente. Aunque de hecho no todas sus letras son pesimistas (y en realidad este "Te Odio" que interpretaron en Buenafuente y que canta junto a Santi Balmes de Love of Lesbian no es una canción de odio tal cual), pero no son el típico grupo que te pondrías antes de salir de fiesta.

Lo que más curioso me resultó de toda la actuación no fue lo impecable del directo (a pesar del sitio), ni el buen rollo que desprenden las chicas de la banda, ni lo que me gustaron los temas del nuevo disco, "Jueves") sino que el 90% del público eran lesbianas.

Y es que no tengo ni idea de si las chicas de Los Seis Días lo son (tampoco me importa), pero así a primera vista lo parecen; y claro yo, que soy marica-inocentón, no me sorprendo de ir a ver a Lady Gaga y que haya más maricas que en pleno GayPride de Madrid pero veo a 10 lesbianas juntas cantando una canción y me quedo embobado como cuando ves un documental de la 2.

Al salir del concierto le dije a mi amiga Kitty "si unos gays montan una banda, les salen Scissor Sistors; si la montan unas lesbianas les sale "Los Seis Días". Cuando curiosamente el nombre de los primeros le va que ni pintado a las segundas.

Chistecitos chuscos aparte, os recomiendo que le déis una escucha a su primer disco y que si os gusta vayáis de cabeza a por el segundo.

Como ambos dos estábamos un poco tocados por cosas de este puente o días anteriores que nos habían dejado un poco como así dando vueltas, decidimos que lo mejor era venirnos a casa a bebernos los últimos cubatas del puente y ver Mamma Mia!, que Kitty no la había visto y nos apetecía echarnos unas risas viendo a señoras haciendo el ridículo. Porque Mamma Mia! sí que es una Caravana de Mujeres como Dios Manda.

P.D.: Para quien le interese, que imagino que a alguno de vosotros a lo mejor os hace gracia, La Banda Municipal del Polo Norte (una banda divertidísima y fantástica que no está en los primeros puestos pero debería si este país tuviera algo de gusto musical y sentido del humor y que descubrí gracias a la insana curiosidad de un amigo que no puede no tocar todo lo que ve) ha sacado nuevo disco. Lo mejor de todo es que pasan total de publicarlo con una discográfica que les va a traer más dolores de cabeza que otra cosa y, conscientes de que su público y sus ganancias reales están en los bolos y en que la gente les conozca, han decidido regalarlo desde su web. Porque como ellos mismos dicen "Está caliente y palpita, aún sangra y es un poco más grande de lo que habías imaginado. Haz lo que quieras con él."

Bright Lights

3 minutos 38 segundos de clase, de estilo, del mood adecuado para atravesar la ciudad en una noche de ligera lluvia como la de hoy en Barcelona.

Cee Lo es MUY grande. Es LUJO, que diría JLfromtheblock. Su "Language of love" era una de las mejores canciones de la banda sonora de Sexo en NY2 y es el compositor de LA canción de la primera parte de la película, "Dressed up in love"; además de ser la voz de aquel "Crazy" de Gnars'n'Barkley que hace años dio por saco a todas horas en todas las radios. Amén de varios hitazos R'n'B para mogollón de artistas.

Con su "Fuck You" encandiló a medio mundo, incluídos los modernos de Je Ne Sais Pop; y con este segundo single se encumbra como uno de los artistas más elegantes y con más carisma que ha parido esa gran nación que es EEUU (aunque a Julian Assange le joda).

Y es que sólo hay que mirarle para ver que, sea pose o no, Cee Lo sabe que el estilo o se tiene o no se tiene. Y eso precisamente, estilo, es lo que destila la canción por todos lados. Producción electrónica con base instrumental y un bajo que recuerda al "Billie Jean" de Michael Jackson, acompañado de una voz iconfundible y una letra perfecta para prepararte antes de salir a patear la noche.

Bright lights and the big city...

HDB18 - STILL ALIVE!!

Porque aún estamos vivos, señores.

El mejor house y el mejor dance, compilado en un 99% del magnífico blog Haus of Toxic by Chico Toxico.

Ideal para volverse loco bailando, para darlo todo antes de salir a quemar la ciudad o durante. O después.

También es indicado para solucionar conflictos internacionales.


Para sobrevivir enterrado bajo tierra...


O para solucionar nuestros problemas financieros...


Sea como fuere, descárgala ya y déjate de patochadas.

HDB18: STILL ALIVE!!

La sombra

Hay una sombra enorme (como de 600 kilómetros cuadrados) que lleva años cerniéndose sobre mí.

Mis amigos son conscientes de ello. Mi familia también. Hasta el punto de que ya dicen que huelo a ella y todo.

Es la sombra de un luegar que visité una vez y me enamoró (tanto por el sitio en sí como por la gente que conocí allí) y que cada vez que visito me gusta más y más. En cuanto bajo del tren o del avión me siento como en casa y recorrer sus calles, al contrario de lo que me pasa en otros lugares, me resulta de lo más natural del mundo.

Cuando hablo con la gente que ya tengo allí todos me dicen que a ver cuándo vuelvo a hacerles una visita. O los más atrevidos me preguntan cuándo me instalaré allí de una vez por todas.

Esa sombra me ha provocado muchas dudas. Dudas sobre mi estabilidad personal y laboral. Dudas sobre el cariño que le tengo al lugar en el que vivo. Dudas sobre lo que me estoy perdiendo por no estar allí.

Pero hace un tiempo ocurrieron dos cosas en mi vida que hicieron que esa sombra se disipara, como si alguien hubiera encendido un foco justo sobre mí provocando que la maldita sombra se concentrara justo bajo mis pies, donde no la veía.

Yo sabía que ella seguía ahí y que la seguiría revisitando tan a menudo como pudiera, pero ahora yo la controlaba a ella y las dudas sobre todas las cosas habían desaparecido.

Tenía claro dónde quería estar y qué quería estar haciendo.

Pero qué poco duró la fiesta, Pepe.

Hace unos días una persona (cuya llegada a mi vida fue, en parte, motivo por el que esa sombra se desvaneció) me planteó una cuestión; cuestión que ha hecho que esa maldita sombra comience a escaparse de mis pies y vuelva a planear sobre mí; como una de las naves de Independence Day, apoderándose de mí y escurriéndose por todos los rincones de mi pequeño mundo.

Si finalmente ocurre lo que no quiero que ocurra, la sombra volverá de nuevo a planear sobre mi cabeza y las dudas volverán a inundarlo todo. Y aunque había decidido que al menos en dos o tres años no iba a permitirlo, volveré a pasar por una de esas etapas mías en las que no sé si voy o vengo.

Lo peor de todo es que no sé si realmente quiero que la sombra vuelva o no; lo que sí sé es que ahora mismo espero que se quede donde está; porque aunque la vida es muy corta y hay que vivirla como quieres vivirla porque no vas a tener otra (o tal vez sí pero ¿acaso tú recuerdas alguna de tus vidas anteriores?) hay cosas que debes hacer con la cabeza bien amueblada, las posibilidades bien estudiadas y la cuenta corriente saneada y llena de ceros.

Así que te pido por favor Endesa de mi vida que no me falles ahora que no quiero volver a estar aburrido y pensando que estaría mejor en ese otro lugar. Porque quien sabe si, una vez allí la que me da por saco es la sombra de lo que dejé atrás.

Con lo tranquilo que yo estaba.

Qué desgracia, María.

Living a Sandenai

El jueves pasado la grandísima Soraya presentaba su último discazo, Dreamer, en la sala Sutton de Barcelona.

Para allá que fuimos Danny Oton, IlSignorino, el otro chico que era muy guapo y cuyo nombre no recuerdo y yo. Antes de entrar hubo un momento gabinete de crisis porque no sabíamos sin con las pintas que llevábamos nos iban a dejar entrar; que no es que fuéramos en plan rocieras con las faldas de topos y las chanclas pero a mí mis bambas no me las quita nadie que estuve todo el puto día de pie y los zapatos me matan.

En la puerta no nos pusieron mucha pega (aunque el segurata nos miró bastante raro y soltó algún comentario sobre la camiseta que llevaba IlSignorino bajo el jersey) y como estábamos en lista no pagamos una mierda. Como tiene que ser. Si vas a pagar al menos que sea porque les hace falta, como en Arena (que necesitan urgentemente una reforma) y no a unos pijos relamíos que tienen el local lleno de publicidad de Moët.

La Sutton, que yo no había ido nunca, es una discoteca bastante grande con unas zonas vips casi más grandes que la pista principal que al final de Vip no tienen nada porque acaban abarrotadísimas y llenas de guiris y oficinistas borrachos que parece que estén en la boda de su prima. Bueno, en realidad lo de la boda de tu prima es en la sala de fumadores. El horror hecho música. Se nota que es un local hetero porque aquello además de estar lleno de gente fea (toma heterofobia!) era el infierno hecho playlist: Duncan Dhul, Seguridad Social, Safri Duo y cosas de estas que sólo aguantas con una corbata en la cabeza y una barra libre bien surtida.

Hablando de barra. 12 euros el cubata de vodka con naranja, 6 euros la naranjada y 9 la Coca Cola. Eso sí, camareros estiradísimos (como todos en general).

Tras comprobar la fauna y flora del lugar nos colocamos prudentemente cerca del escenario (en primera fila, vamos) porque los fans que había pululando por el local estaban pasándoselo genial por otros lares y el resto (que o eran guiris o eran heteros de estos que no tienen ningún tipo de vergüenza pero provocan la ajena) no tenían ni idea de que actuaba Soraya.

Antes de la actuación estuvo pinchando el DJ Pectorales, que es de estos que saben elegir la música y que de vez en cuando hacen un efecto guay con su tabla de mezclas pero que al final abusan de la pose de DJ y acaban tocando los botones para simular que hacen algo cuando en realidad todo viene hecho ya por el mix que estás mezclando.

El telón del escenario se cierra y al poco rato se abre para dejar paso a Soraya, a las Titless Gogós y a Brian Cross (que resultó ser un tío con una camiseta con una mariposa gigante que llevaba toda la noche dando vueltas por ahí).

Y qué mejor carta de presentación que "You've got the music". Como nos pusimos justo al principio de la pasarela (yo siempre hago eso en los conciertos de las más grandes, ya lo hice con Madonna en el Sticky & Sweet) cada vez que la chica salía a cantar le veíamos la espalda.


Pero luego, entre canción y canción, Brian Cross se ponía a pinchar (y el chico iba a lo seguro, porque pinchó la mitad del One Love de David Guetta y hitazos que no fallan como el Sweet Dreams y tal) y Soraya se situaba junto a él a darlo todo con su copa de cava.
Bueno, sería Moët así que deberíamos llamarlo "CHAMPÁN". Pero a mí "champán" es una palabra que siempre me ha hecho gracia porque suena a final de refrán de abuela nonagenaria. "Van dos en moto y se cae el de enmedio por la ventanilla. Champán!".


Así que la presentación fue animadísima porque entre temazo y temazo el Sr. Cross se lanzaba y metía un tema de Soraya y la cosa no sólo funcionaba de puta madre sino que le daba un empaque perfecto al disco (porque no hay mejor forma de presentar temas nuevos que mostrar con qué pega a la perfección). Y claro, el segundo tema no podía ser otro que "Dreamer" y ya sabéis cómo empieza Dreamer.
Para cuando quisimos darnos cuenta ya teníamos a Soraya a nuestro lado y pudimos gritar como locas aquello de:

#SANDENAI!!!

Y creo que le dimos un susto.

Ella lo dio todo en el escenario, el público reaccionó la mar de bien y nosotros disfrutábamos como niñatas en un concierto de TakeThat. SORAYA TE QUIEROOOOOOOO

Los que sí estaban como fans de Take That eran los fans que se acercaban al escenario tras cada actuación y le lanzaban besos y le pedían que se acercara a hacerse una foto y la amenazaban con un "O VIENES TÚ O VOY YO ¿EH?!" Ella, que es toda una diva y además es simpatiquísima, se acercó a hacerse fotos con todo el que quiso.
He de reconocer que estuve tentado de llamarla y decirle "tía, que soy Hidroboy!!! El amigo de Tony Tornado!! Y del Stalker Australiano!! ¡¡EL DEL SANDENAI!!" pero también es cierto que a mí en actos así me da mucho apuro. Que me la encuentro luego en la pista y mira, no te digo yo que no le diga algo, pero así entre tanto fan agobiando pues me da cosilla, yo prefiero hacerlo en ambientes más exclusivos, para sentirnos más cómodos. Porque yo sé lo que es que la gente te salude y te reconozca en los lugares más insospechados. Aún así no perdimos la oportunidad de hacernos una foto que constatara que estábamos ahí, en primera fila.


Total que ella seguía ahí bailando y nosotros dándolo todo y luego cantó dos temas más: el Live Your Dreams (que fue un exitazo y la gente se volvió loquísima) y una inesperadísima (pero no por ella menos fantástica) versión del Vogue de Madonna que conseguí grabar en vídeo y que estoy subiendo a Youtube y que espero que no me censuren.

Y poca cosa más, poco antes de que acabara el show se situó ante nosotros EL HOMBRE MÁS GUAPO JAMÁS CREADO. 30 y tantos, guapo, bien peinado, con barba de dos días, algo canoso, de cuerpo perfecto, elegante y con una mirada que nos volvía locos. Evidentemente se dio cuenta (porque disimulados no somos, al menos yo) y su sexualidad provocó cierta polémica porque aunque le hacía fotos a las Titless Gogós el tío se sabía la letra del Sweet Dreams de Beyoncé y eso muy hetero como que no es.

En cualquier caso, al final el hombre desapareció, Soraya cerró el chiringuito y nosotros nos fuimos a nuestra puta casa.

Bueno yo no, yo me fui a casa de JB que está en Londres y como me ha dejado las llaves aproveché para dormir allí que me pilla más cerca del trabajo.

Lo del día siguiente mejor no lo cuento porque básicamente me tiré todo el día en cama por una indigestión, una bajada de tensión o de azúcar (a lo Esteban) y pensando que o me moría o perdía 15 kilos de golpe.

Al final ni lo uno ni lo otro.

Pero me quedaron claras dos cosas: la primera es que me lo pasé tremendamente bien y la segunda es que Soraya es de lo mejorcito que tenemos ahora mismo en este país. Tiene presencia, tiene carisma, tiene una voz de escándalo y además la tía sabe lo que quiere, lo hace bien y encima es un sol.

Así que ya sabéis, a comprar el Dreamer y ¡¡SANDENAAAAAAAIIII!!


ACTUALIZACIÓN:

Soraya acaba de ponerme un twit!


A little night music

Los de Apple, que parece que algún día dominarán el mundo y ya no se llamará Planeta DeAgostini Tierra sino Planeta Apple (no descarto que le peguen un bocao a algún hemisferio para formar el logo), han estado años y años peleándose con las discográficas para poder meter la discografía de los Beatles en iTunes.
Ayer anunciaron en su web que hoy sería un día que no íbamos a olvidar porque iTunes nos iba a dar una gran noticia. Y la noticia es que en pleno 2010 ya puedes comprar la discografía de los hippies estos desde tu ordenador.

Porque claro, en 2010 no hemos tenido oportunidad de comprar la discografía de los Beatles en setecientos formatos ya. A mí personalmente me la sudan (pero hasta un punto que no te puedes ni imaginar) pero imagino que al fan acérrimo le acaban de hacer una putada porque ahora también querrá tener los discos comprados digitalmente por si traen alguna chuminada más.

En Twitter he dicho que los Beatles apestan. Y es que a mí en general, salvo las 4 canciones que se sabe todo el mundo, me provocan un aburrimiento extremo. O eso o náuseas, que es algo que sólo consiguen algunos grupos de heavy, un par de cantantes de la copla más rancia y, sobretodo, casi todos los artistas españoles (sobretodo los que hacen música de cárcel -sí, Melendi, te miro a ti- y los que van de rockeros como Mago de Oz y demás).

En general desprecio a este tipo de artistas porque en lo personal desprecio a sus fans. Me dan muchísima pereza los tíos de treintaytantos con pelo grasiento, sudaderas de Metallica y entradas para el próximo concierto de... yo qué sé, Saratoga (si es que aún están vivos o fuera de una clínica de desintoxicación) en el vertedero municipal. Que así es más auténtico.

Y ahora no me vengáis con lo de "¡que sean rockeros no implica que se droguen!" porque si os contara la cantidad de polvo blanco que la pobre Leo (la señora de la limpieza) tuvo que inhalar en plan pasivo en los baños de la Fnac cuando los de Mago de Oz vinieron a firmar discos seguro que os da la envidia.

Pues el caso es que la gente se me revoluciona porque justo después de decir que los Beatles apestan he dicho que S.O.S. de Take That (de su nuevo disco "Progress") me parece un temazo. Lo que no han leído es que, aunque la canción en concreto me parece fantástica y el disco la mar de chulo, ni soy fan de Take That ni nunca lo he sido y que además algunas de sus voces me parecen harto ridículas. Claro que como nunca escuché ningún disco suyo entero (Dios me libre) no sé si ya cantaban como señoras mayores antes y por eso tenían tantas fans ansiosas por encontrar una figura materna en Robbie & Co.

También me han dicho que cómo puedo decir eso y luego decir que me gusta Soraya. Pues mira, porque con Soraya no me duermo. Por eso y porque una canción de Soraya me dice más que la peor canción del Sargent Pepper Fried Chicken ese que tan famosérrimo es.
Además que la mitad de los que mantienen esa pose ni se saben las canciones de los Beatles, ni tienen sus discos originales, ni conocen una mierda de su historia. Pero queda guay y cool y culto decir que los Beatles son históricos y son lo más, despreciando el petardeo pop que es en realidado lo que hace que se vuelvan locos y corran como locos a comprar discos, entradas y merchandising.
Es un poco como la paradoja de la moderna de camiseta rota y Wayfarers que escucha Paola & Chiara porque es "súper trash" pero no tienen ni puta idea de quién son, ni de qué música hacen... a lo mejor ni de que son italianas. Pero se las pones en el PopBar de Razz y "buuuh tia, qué subidón, espera que saco la Reflex que pesa más que mi cerebro y hago unas fotos súper cools para mi Flickr".

A mí es que el rollo de "grupo histórico" me la trae bastante al pairo. A mí la historia de la música me importa CERO. A mí lo que me importa es tener música en mi iTunes (buena o mala) que signifique algo para mí. Y lo único que tengo de los Beatles en mi biblioteca es la banda sonora de "Across the universe", película maravillosa (lo único bueno que han hecho los Beatles) a la que le sobran como 45 minutos. Así que imagínate el cariño que le tengo yo a los tíos estos.

De todas formas, como decía, a mí el rollo de grupo que lo cambió todo y súper histórico (y por ende super respetado) me da hasta grima, fíjate. Porque al final seguro que Taylor Swift acaba vendiendo también millonadas de discos, pero la gente la conoce por ser la tonta a la que Kanye le jodió la entrega de los MTV Video Awards.

Y ya que estoy os diré que el disco de Take That es la mar de chulo. Que, como decía un amigo por Facebook, suena a todo menos a ellos; y es que se nota muchísimo la mano de Stuart Price por detrás. No ha llegado a hacer un Confessions 3 (recordemos que el 2 es "System" de Seal) y se ha quedado más cercano a un Day & Age de The Killers pero sin Brandon, lo que le resta como el 70% de la gracia.
Pero en general no sólo no suena mal sino que, lo más importante, no aburre. Aunque el single "The Flood" me parece la típica canción para fans mojabragas, el resto va bastante por otros derroteros y salvo un par de mid-tempos la mar de frescos y bien producidos no hay concesiones a las baladas ni a la complacencia. Temas como "SOS" o "Kidz" son dos hostias en la cara, enérgicas y con estribillos que enganchan y animan a lanzarse a bailar cerveza en mano. "Happy Now" parece robado directamente al repertorio de Zoot Woman y otros como "Underground Machine" o "Affirmation" se acercan mucho a esa sensación. Es como si Gary Barlow, Robbie y los otros que ni me acuerdo (ni me acordaré) hubieran ido por ahí robando temas a otros grupos.

Pero en general es un disco coherente, con presencia y que, como ya digo, no sólo no pasa desapercibido sino que además sorprende y, sobretodo, no da ganas de editarlo en iTunes y quitar las típicas cinco canciones que sobran.

De los Beatles al final no quitas cinco canciones: quitas cinco discos enteros. Que mucho "Hey Jude" y mucho "All you need is love" pero te pones el Rock Band Beatles y siempre acabas tocando tres canciones y el resto es un WTF constante.

He dicho.

P.D.: Añadamos una cosa más a la lista de cosas buenas que han hecho o han surgido de los Beatles:

El ataque de los clones

GRACIAS YOKO
(si no fuera por ti lo de ser hippie, llevar barba, no ducharse y tomar LSD para ir a los museos estaría bien visto).

Espera, lo último lo haces y nos gusta.

¡BRAVO!




(El más listo en todo esto fue Michael Jackson, que compró las canciones de los Beatles y la lió parda -tras forrarse como una perra-)

Missing

Mira que a mí me gustaría escribir mucho más por aquí para hacer reviews y esas cosas. De hecho el otro día iba escuchando lo nuevo de Robyn pensando "tengo que hacer una review" pero es que llego tan cansado a casa que con suerte aguanto para ver una serie o una peli y quedarme frito. Y de lo de Rihanna también.

Pero la haré, como hacen los grandes: con dos o tres semanas de retraso.

Lo cierto es que no tengo mucho que contar. Ya se está gestando la Caravana de Mujeres (Cobraestilo (C)) para visitar Barcelona en el puente de la no-sé-qué en Diciembre. Y es que claro, el día 7 hay concierto de Lady Gaga y todas las maricas de España que fueron engañadas haciéndoles creer que no habría concierto en Madrid vienen como locas (y nunca mejor dicho) a invadir la ciudad condal.

Mi plan a estas alturas era estar cachas y guapo, porque esto va a ser peor que el Circuit, pero mira: no. Osea, guapo estoy. Cachas no. Pero bueno, la vida sigue.

Ayer en el trabajo ya dejé caer que si el día 7 (que se trabaja) no puedo cogerme fiesta, me pondré enfermo. Y es que, como comprenderás, tengo una entrada de pista y aunque soy consciente de que Tidusin va a estar ahí haciendo cola desde unos tres meses antes (creo que ya está preparando la mochila para acampar a las puertas del ¿Sant Jordi? ¿El Estadi? ¿Dónde coño es el concierto?
Bueno, da igual, aunque sé que él va a guardar sitio no quiero que me pase un Abuga en el Sticky & Sweet, llegar justo cuando ya estamos los demás en el mogollón de entrada y no poder colarse y quedarse atrás.
Así que avisados están: yo ese martes no trabajo. ¡Anda que no!

Además con tanta gente que viene del resto de España no sé cómo lo voy a hacer para cumplir el calendario social con todos y cada uno de ellos, que aunque se conocen Barcelona como si la hubieran parido ¡hay que hacer de anfitrión! Lo que significa que me tocará fregar los platos porque seguro que hay visita a este casa del demonio que tenemos por morada.

Estas dos próximas semanas voy a estar un poco tristón porque JB se me va a Londres a formar a los abanderados del sector téxtil de Saint Paul Cathedral. Es una mezcla de tristeza por que se va y tristeza por no ser yo el que se va dos semanas a Londres. Con las ganas que tengo yo de ir por Regent Street y cruzarme con Cheryl Cole y gritarle lo de "Alouette ette ette!!".
Ayer yo había preparado una despedida súper guay que consistía en hacerle la cena, ver una peli y quedarnos fritos pero el pobre estaba tan cansado que al final la despedida fue un cigarro en la zona de botellón de delante de su casa y un abrazo.
Eso sí, enfadado estoy porque no ha sido capaz de esperarse dos putos días para ver una peli conmigo. ¡Vergüensa de tus hijo!

En fin, que así están las cosas: estoy contento. Y también estoy cansado. Y no sé qué estoy más, si contento o cansado. Pero you and me together, stars 4-ever.

Ah, el otro día vi "Origen" y no entiendo por qué la gente necesita una línea temporal para entenderla si me pareció la cosa más sencilla del mundo. Aunque con los subtítulos panchitos que me encontré la cosa era un poco absurda. No llegaron al punto de aquel subtítulo de Mad Men en que Don Draper decía "NO" y en el subtítulo ponía "SÍ", pero casi.

Ah, y no os lo he dicho!!! Ya podéis acceder al blog desde www.estoybailando.es y desde www.estoybailando.com. En breve haré algún retoque para hacer una web como Dios manda, pero puede que eso ocurra hacia el 2017 (que será cuando intuyo que tendré tiempo para tonterías).

Ahora tengo que encontrar tiempo para mezclar esto:


Coming soon

New and improved

Soy un hombre de contrastes. Hace unos días explicaba a unos amigos que estoy empalagosamente feliz. Porque cuando soy feliz siento la necesidad de que todo el mundo sepa, no que soy feliz (que es algo que no soporto), sino lo mucho que me importan o les quiero. Y eso me convierte en una especie de Oso Amoroso que cuando se toma dos cubatas de más provoca momentos más próximos a Sorpresa, Sorpresa que a SatC; con gente emocionada dando las gracias y prometiendo no llorar.

Lo malo es que hoy, que actualizo el blog por primera vez en casi dos semanas, no me siento extraordinariamente feliz.

Me explico.

Como muchos de vosotros ya sabéis (porque me seguís por Twitter, Facebook, Gayromeo, Bear, Manhunt, Foursquare, Linkedlingling & more) hace un par de semanas empecé a trabajar en un sitio nuevo.

Un sitio nuevo y maravilloso... Bueno, no nos pasemos. La verdad es que estoy muy contento (contentísimo, de hecho) pero no nos vamos a revolucionar como Barcelona con la visita Papal -aunque yo, que trabajo y vivo lejos de ese horror de arquitectura churrística que es la Sagrada Familia, no he notado nada raro- porque aunque sí que es cierto que es un buen trabajo no es la panacea. Vamos, que mis 40 horas a la semana, por muy bien repartidas que estén, no me las quita nadie.

Pero no me queda tiempo para casi nada. Cuando llego a casa por la noche estoy tan cansado que lo único que consigo hacer es la cena, escuchar algo de música y, si me da por ahí, una paja y quedarme frito.

Y un cigarro antes de dormir.

Porque ahora me ha dado por fumar. Soy consciente de que tiene infinitamente más inconvenientes que beneficios, que fumar provoca cáncer y que además te deja un olor espantoso. Pero te da una clase y un estilo que no te ofrece nada más. Y tampoco es que esté en plan Beatriz Carvajal por los pasillos del instituto de Compañeros.

Como os decía: llego a casa cansado y al día siguiente paso tantas horas en el trabajo que ni bloggeo, ni escribo, ni remezclo ni nada de nada. Ni siquiera socializo con mis compañeros de piso.

Sí, porque ahora somos más en casa. Creo que ya os conté que Tidusin y LleonardPler se han venido a vivir con Daddy-Oh! y conmigo; y es que seguramente en un tiempo Daddy-Oh! se acabe yendo y así tengo con quién seguir compartiendo piso hasta que pueda conseguir mi próxima meta: vivir solo.
No creo que mi sueldo dé para mucho, pero si lo consigo seré el hombre más feliz del mundo.

Trabajo, tabaco y compañeros de piso. Todo nuevo.

Y soy consciente de que estáis esperando que os haga una descripción detallada de todos mis compañeros de trabajo y de si hay material para esas historias extrañas que me ocurren a mí y que os gusta que explique por aquí, pero mira... no. Lo único que me ha pasado estos días y que es digno de blog fue mi salida del armario. Teniendo en cuenta que durante la primera semana estuve casi todas las horas encerrado en un aula recibiendo formaciones y sin cruzar palabra con alguien que no fuera la chica que entró a trabajar conmigo, tiene mucho mérito que a semana y media ya haya dicho a todos que soy marica.
Y todo porque me harté. Me harté de que todo el mundo me comentara lo buenas que estaban las chicas que pasaban por ahí. Estuve a punto de soltarlo en esa conversación, justo entre teta y teta, pero alguien habló de otra teta y perdí mi oportunidad.
Pero Dios, que es sabio, me lo puso a huevo. Sonaba en el hilo musical el "Live to tell" de Madonna y un compañero veterano me dijo: "Hostia... esta canción es de mi época... a ti te debió pillar muy joven, a lo mejor no la conoces..." y yo le miré fijamente y le dije: "Es Madonna. Y yo soy un poco gay. Así que sí, la conozco. Las conozco todas." Él me miró y dijo: "Ah... vale... claro, para vosotros es como una Diosa".

Y punto.

Lo realmente divertido es que mis jefazos saben perfectamente de qué pie cojeo porque yo lo tengo puesto en mi currículum. Y no, no es que haya puesto "Orientación sexual: homosexual" entre el domicilio y el estado civil; pero como trabajé en TopHunted haciendo listas para el canal de música y el canal gay y nunca se sabe por dónde pueden salir las cosas, pensé que lo más guay era ponerlo y quedarme más ancho que largo.

Pero bueno, que yo no iba a hablar de esto. Os decía que hoy, que escribo (por fin!) en el blog no me siento extraordinariamente feliz. Y sé que lo soy, porque tengo motivos. Tengo un buen trabajo, tengo buenos amigos y tengo algunas personas que cada día me hacen sentir como que soy lo puto más. Pero aún así hoy me siento agotado, sin ganas de nada y algo tristón.

Le dije el otro día a JB que me alegraba mucho de haberle conocido porque es un tipo de amigo que llevaba mucho tiempo queriendo encontrar. Al menos en Barcelona. Porque luego me di cuenta de que la amistad que tengo con él, ese rollo BFF que me hace sentir tan jodidamente bien, la tengo también -aunque por fascículos- con mi gente de Madrid. Con los que ya estaban allí y con los que hace poco que se han instalado y no paran de decirme que el próximo he de ser yo.

Ojo, que no es que no me gusten los amigos que tengo aquí, que los adoro a todos y cada uno de ellos. Es algo difícil de explicar, pero la conexión que he establecido con él y que tengo con muchos madrileños (de pura cepa o, la mayoría, de adopción) no es algo fácil de encontrar.

Así que me paro a pensar y veo que cumplido el objetivo primordial que tenía hace unos meses que era el de encontrar trabajo (y, repito, he tenido una suerte descomunal con el que he conseguido) ahora no sé qué hacer. Y supongo que hasta que no me acostumbre a este ritmo y encuentre huecos suficientes para hacer lo que me gusta y me apetece (beber, fumar, follar, escuchar música, mezclar y escribir) me sentiré así.

Por suerte hasta que consiga ese equilibrio, tengo a los JB's. El de aquí, los de aquí y los de allí. Y cuando digo allí no digo sólo Madrid ¿eh?

Dadme unos días para que me acostumbre, me recupere, descanse, deje de dolerme la espalda a todas horas. Pasadme una botella de Vodka y preparaos porque estoy seguro de que después de la mierda de época que he pasado, lo que viene va a ser FABULOSO.


HURTS - LIVE!

Siento, siento, siento, siento mucho estar así de desaparecido. Pero esta semana he empezado a currar y estoy absolutamente agotado. De hecho me sorprendo a mí mismo por estar escribiendo ahora mismo pero hasta que no tenga un horario menos extenso y me acostumbre a estas horas pues os toca echarme de menos.

Eso sí, este finde espero ponerme como las Grecas porque tengo más ganas de salir que los mineros de Chile.

Aunque no haya tenido tiempo para casi nada y me duela tanto la espalda que no me pide un masaje sino un transplante, el martes pasado me escapé con LleonardPler y Tidusin a EL CONCIERTO (así, en mayúsculas) de HURTS.

La sala: Bikini. Me costó horrores encontrarla porque ahora le han construido un edificio encima y se entra a la discoteca como si eso fuera la puta Nostromo post-ataque alien.

De ocho a nueve pinchaba un DJ. No se esforzó demasiado para crear un ambiente apropiado. De hecho no se esforzó nada. El escenario estaba preparado. El micro de Theo se alzaba desafiante en el centro. Ir con Tidusin a un concierto tiene una ventaja: que quieras o no acabas en primeras filas. En este caso, primerísima.

Al poco rato vino un técnico a pegar el setlist. Estábamos tan cerca que pudimos analizarlo a la perfección. Después del subidón de Evelyn y Sunday tocaba Verona. Bueno, no es mi canción favorita, pero podía ser bonito.

La máquina de humo comienza a funcionar, la música para y se oye una especie de elegía mientras el mismo técnico de antes coloca un ramo de rosas sobre el piano que tocará El Otro. No sabemos cómo se llama. No nos importa. Toca muy bien pero el guapo es Theo.
La ópera rara esa termina y comienza a sonar una pieza de piano de Craig Armstrong. El ambiente está preparado. El público está listo...

Y se vuelven a encender las luces y empieza a sonar un remix de mierda. No sabemos si fue retraso por culpa de HURTS o de los de Bikini, pero cargarse el ambiente de esa manera fue un crimen. Volver a probar instrumentos y micrófono. No hacía falta.

Al final las luces se apagan y comienza el show.

Si os digo que es uno de los conciertos que más me han emocionado, creo que me quedaría corto. Theo estaba guapísimo, la puesta en escena era justo lo que esperábamos: sobriedad, elegancia y, sobretodo, un sonido apabullante. La voz era perfecta, sin un solo fallo. El piano lo envolvía todo, la batería te hacía temblar de emoción.
Comenzaron con Unspoken, una de las canciones mejor musicalizadas del cd. Theo se ganó al público con sus sonrisa picarona, sus ganas de pasarlo bien, su energía y su carácter ligón. Y es que todo el público se rindió ante él.
He leído en lo de Chico Toxico que en Madrid no estuvo tan entregado. En Barcelona nos sorprendió yendo y viniendo por el escenario, golpeando el aire con el micro marcando los tempos, viviendo todas y cada una de las canciones que interpretaba.

Y sí, quién nos iba a decir que íbamos a acabar saltando y bailando como locos a ritmo de Sunday, desgañitándonos a grito pelado con Stay, alucinando con Evelyn y ese momento a lo Placebo con una energía brutal.

Se me hizo tremendamente corto pero lo disfruté tantísimo que no sólo volveré sin dudarlo, sino que ya estoy deseando volver a verles.

Y evidentemente tuvimos nuestra ración de momentos absurdos: la groupie que se volvía loca con cualquier canción a la que Theo acabó lanzándole una rosa a ver si se callaba (aunque le hacía ojitos y eso la convertía en una Drag Queen empastillada); los italianos que gritaron "We're Italiaaaaaaan!!!" cuando dijo que iban a cantar Verona; las fans que se convirtieron en los Morancos cuando anunciaron que tocaba Stay ("ESTEEEEEEEEEEEEEEI");el hijo de Tara (la de los United States) en primera fila en plan emo enamorado; las luchas de las fans para llevarse un setlist (que Tidusin consiguió sin problemas pidiéndoselo tranquilamente a uno que pasaba por allí...) y mogollón de cosas más que quedan entre Theo... El Otro... y Nosotros.


Sandenai

Dado que el viernes por la mañana me dieron la mejor noticia que podían darme (no, no voy a ser mamá, he conseguido trabajo y además un trabajo que me encanta) el viernes por la noche era momento de celebración.

Quedé con JB para cenar un poco en su casa y escuchar música mientras nos poníamos a tono. Yo pensaba que el plan era, en realidad, quedarnos allí tomando algo, grabar un videoblog que tenemos pensado que va a ser la bomba y luego dormir pronto para desfasar el sábado. Pero mira no, para cuando quisimos darnos cuenta ya llevábamos más alcohol en sangre que Las Grecas en la BeerFest 2010. Estuvimos peleándonos con los iPhones para ver quién ponía la música más guay mientras nos revolcábamos por la alfombra y de paso recogíamos la mierda del suelo que se quedaba pegada a nuestras camisetas.

Me han pedido expresamente que no revele cierta cosa que ocurrió, pero quiero dejar constancia aquí de que ocurrió para que no se me olvide nunca ese momento porque es uno de los momentos cumbres de mi existencia. Ése y el playback de Puntualísimo que nos marcamos sentados en el sofá fumando un cigarro.

Me parece muy bien.

Al rato estábamos en Museum, yo me emocioné bailando el Higher de las Saturdays y no sé qué mariconadas más. Nos dio tiempo a beber dos cubatas y de repente nos pinchan el Life de Des'ree y nos encienden las luces. "¡Qué ataque más luminoso!" gritaba JB mientras a mí me daba un bajón tremendo... tan tremendo que para cuando quise darme cuenta estaba corriendo al baño para vomitar.

Me dio mucha vergüenza porque yo por norma general no vomito nunca y os aseguro que bebo como el que más, pero mira... dos cervezas, cinco cubatas, una cena de mierda y la calor no perdonan. Fue muy bonito y poético porque mientras yo estaba ahí cantando la traviata, JB me pasaba un cubito por la nuca. Cubito mojado en Vodka, claro. Es la versión masculina del "Yo le aguanto el pelo que es mi amiga".

Eso sí, cuando salí del baño estaba fresco como una rosa así que nos fuimos a Arena. Intentamos hacernos los dignos, pero era evidente que los dos íbamos ya MUY perjudicados. Por suerte en Arena todo el mundo va así (ya sea por el alcohol o por su propia naturaleza humana) y no desentonamos. El camarero nos miraba con cara de espanto cuando nos dio por pedirle los cubatas a gritos y bailamos el "Para hacer bien el amor hay que venir al sur" dándolo todo. Pero no en plan Gogó de Matinée sino en plan darlo todo a lo Florinda Chic y claro, un espectáculo. Le dije que estábamos bajo los efectos de las drogas duras y no nos lo tuvo en cuenta.
Luego nos pusieron el "Juntos" de PSB (Pet Shop Boys no, Paloma San Basilisco) y como la letra nos iba fenomenal porque si tú eres así que suerte que ahora estés junto a mí, pues fue un momento muy bonito y de hecho toda la noche fue muy bonita.

Dimos una vuelta pero aquello era el infierno en vida, así que acabamos subidos a la tarima y de repente me pincharon el One (Your Name) de Swedish House Mafia y yo pensé que me habían cambiado de local sin avisar porque aquello no era propio de Arena. Pero sí, seguía allí.

Aún así no nos parecía suficiente y nos fuimos a la Metro. Allí sí que ya el desfase fue mayúsculo. Otro cubata entre pecho y espalda que, sinceramente, no pude terminarme. En la pista grande pinchaban un remix genial del Hands de The Ting Tings y en la pequeña un tío bastante potente se puso a hablar conmigo y a contarme no sé qué dicen de las encuestas de la MTV. Me preguntó "¿Por qué no bailas?" y yo le dije "Porque esta canción ES UNA MIERDA. LA ODIO" (Era la canción del Club del Chiste). Pero le prometí que en la siguiente si me gustaba me emocionaría. Pusieron Cuando Estoy Sobria When Love Takes Over y el tío me dijo que ahora venía y se fue y nosotros también.

A partir de ahí la noche ya estaba medio muerta así que nos recogimos. Yo volví a vomitar y me quedé traspuesto en el sofá sin ser capaz siquiera de levantarme a cerrar la ventana. Cuando consideré que mi cuerpo ya tenía la suficiente entidad para soportar mi peso sin partírsemele las rodillas, me preparé para dormir.

Nos hemos levantado a las cinco de la tarde. Mis brazos y mis piernas pocas veces han dolido tanto.

Evidentemente durante la noche pasaron infinidad de cosas pero no os las voy a contar todas. Primero porque son cosas muy mías y muy nuestras y muy de por ti y por las chicas. Y la segunda es que la mayoría no las recuerdo.

Sí que recuerdo gritarle a unas heteras que eran unas reviejas del Blues porque nos acercamos a preguntarles "¿De quién es la despedida de solteraaaaaa?" y nos miraron con cara de asco.

Heteras no gracias, debes dejarlas crecer.

Ligué bastante. O al menos eso dice JB. Yo lo que pasa es que no me daba cuenta (de verdad) y si me daba cuenta eran señores muy mayores y señores mayores no gracias, debes dejarme crecer.

¡BUEN VIAJE!

Cenas, cines

El otro día estaba eligiendo película para ver de todas las que tengo descargadas de forma alegal en mi ordenador y de repente me encontré con esto:



Espero que no se pongan todas a la defensiva y mi ordenador se convierta en un festival de reprocheces varias, que no está el horno pa' bollos!!!

HDB17: ALIVE!

Voy a dejar que sea el propio video de presentación el que te explique qué te encontrarás en el nuevo HDB.


HDB17 from HidroBoy on Vimeo.


DESCARGA

HELLO!

Para presentar el HDB17 y celebrar lo que tengo que celebrar hoy (que luego os lo cuento) os he preparado una mierda de vídeo larguísimo pero que tiene un momentazo espectacular que espero os ponga la piel de gallina.


¡¡SANDENAI!!

Y para celebrar el pedazo de buen humor que tengo hoy (y que voy a tener durante los próximos seis meses y, si todo va bien, de forma indefinida en un tiempo):



Porque queridos amigos, followers, stalkers y demás seres humanos de la sensibilidad:

¡TENGO TRABAJO!

Hail to the Sky



I got you dizzy, heading for a collision
I'm so electric, I got you on a mission
I bat my eyes and get you hot just like a satellite
Oh, oh, oh-oh
Don't do much, I'll have you callin' me baby
It's such a rush cause I know I drive you crazy
I've got exactly what it takes to keep you satisfied
I can be your dream tonight

I'm striking like lightning
You callin' my bluff
You should try me (oh oh oh)
Want you to come into my Elevator (oh oh oh)
And if you're lucky you can hit me later

Systematic,
Love fanatic
It's like oh oh oh
Problematic
So erotic
It's like oh oh oh (oh oh oh)
You can come into my Elevator (oh oh oh)
And if you're lucky you can hit me later (oh oh oh)

Yeah, just one touch and now I got you sedated
You're stuck inside the fantasy I've created
Now my Elevator's got you goin' up and down
Ah, ah, ah
Don't be surprised if I play with your emotions
It's just a habit baby don't get your hopes up
I got a temporary crush on you, so I'm gonna let you in
Baby let's begin Oh-whoa

I'm striking like lightning
You callin' my bluff
You should try me (oh oh oh)
Want you to come into my Elevator (oh oh oh)
And if you're lucky you can hit me later

Systematic,
Love fanatic
It's like oh oh oh
Problematic
So erotic

It's like oh oh oh (oh oh oh)
You can come into my Elevator (oh oh oh)
And if you're lucky you can hit me later (Oh oh oh)

Just because we're having fun
Doesn't mean that you're the only one
You're just a chapter in my story
Let's write another page
Cause you know either way
I'm striking like lightning!

I'm striking like lightning
You callin' my bluff
You should try me (oh oh oh)
Want you to come into my Elevator (oh oh oh)
And if you're lucky you can hit me later

Systematic,
Love fanatic
It's like oh oh oh
Problematic
So erotic
It's like oh oh oh (oh oh oh)
You can come into my Elevator (oh oh oh)
And if you're lucky you can hit me later (Oh oh oh)

I'm striking like lightning
You callin' my bluff
You should try me (oh oh oh)
Want you to come into my Elevator (oh oh oh)
And if you're lucky you can hit me later

Systematic,
Love fanatic
It's like oh oh oh
Problematic
So erotic
It's like oh oh oh
You can come into my Elevator (oh oh oh)
And if you're lucky you can hit me later (Oh oh oh)

AmbiTiones

No, no os voy a hablar de la Esteban. Ni de Jesulín. Ni de la Campa, la Trapote, Víctor (ay, Víctor...), ni de toros, ni de Rosa Benito, ni Karmele, ni JJ, ni Kiko ni de la alfombra del Sálvame.

Joe McElderry es un jovenzuelo übermarica que ganó el X-Factor del año pasado. Y como primer single de su nuevo disco presenta "Ambitions", una canción electro-pop hiper-happy que es un cover de un temazo de DonkeyBoy que no era tan hiper-happy pero que tenía su rollo.
A los DonkeyBoy no los conocía ni el tato y ahora la cosa tampoco ha cambiado demasiado.

El single de los DonkeyBoy tiene dos vertientes videoclips. Uno poco happy y otro más happy. Ambos comparten un público que les admira por igual y un sentimiento melancólico que me vuelve absolutamente loco.

El primer video nos relata la historia de un grupo de personas que sufren una enfermedad degenerativa y mortal que afecta a aquellos pacientes que han perdido todas sus ambiciones y saben que en unos años estarán muertos y no pueden hacer nada por evitarlo.


El segundo vídeo, el que no es tan deprimente, es un competición de baile de 1980 y es una obra maestra. Además podemos ver en todo su esplendor a la banda y comprobar que el cantante lleva las pintas del cantante de The Cure, que le acompañan Kathleen Keener y Tintín cantando aunque no se note.



El vídeo del McElderry no os lo pongo porque es un rollo típico y aburrido de él paseando por un estudio de cine y gente bailando el Flashmob de Eurovisión 2010, pero sí os pongo la actuación que hizo en el X-Factor de éste año que a mí me da mucho buen rollo y es muy guay ver cómo con cada estribillo más y más bailarines van apareciendo en el escenario.



Tan gay que es como ver un desfile del Orgullo en pleno Octubre.

Now, I can’t behave
I feel it in my feet on the streets
But don’t you know?
There’s something I can feel when I breathe

I told you once
You’re breaking into separate parts
But don’t you know?
It’s something that I can’t live without

And if somebody’s going to make it
then this somebody ought to be you
And I keep telling my reflection
Ambitions are already starting to fade

I can’t tolerate
The feelings that I feel when I feel
But don’t you know?
Some feelings never seem to let go

Like a silverblade
I cut my way out of control
But don’t you know?
Some blades will cut you right to the bone

And if somebody’s going to make it
then this somebody ought to be you
And if somebody’s going to fake it
then this somebody, somebody is you
If it’s me that was going to take it
then I know that it wouldn’t be straight
And I keep telling my reflection
Ambitions are already starting to fade

I Can’t tolerate…
(Can’t tolerate)
I Can’t tolerate…
(Can’t tolerate).

Una noche como otra cualquiera

El jueves por la noche me encontré con LittleBab, que está de visita en Barcelona, con la sana intención de ir a ver a las Shimai en el que es probablemente el único espectáculo de Drag Queens que aún no he visto en esta ciudad.

Y tiene delito porque ellas, que son lo más grande, inspiraron este blog con su Estoy Bailando. Y mírame, a estas alturas de la vida y aún no las he visto en directo JAMÁS. Ni siquiera cuando han presentado el Pride o cualquier otro evento multinacional.

Estaba yo en Universitat (cómo no) fumando un pitillo y escuchando el single de Joe McElderry (que me ha rescatado de las entrañas del averno como sólo Mónica puede hacerlo) cuando apareció él que venía de no sé dónde, porque dijo que venía en Metro pero no salió de la boca del metro. A saber de qué otra boca salía.

Fuimos a cenar algo al Foster's y así cumplí uno de mis objetivos vitales de este año, cenar allí. Créetelo, llevo desde Abril con antojo de Foster's y aún no había ido. Cosas de ser pobre. Lo malo es que no cenamos nachos.
La cena fue amena y divertida, con mucha charla sobre hombres, sexo y petardeo varios. Lo típico cuando te encuentras con Little. A nuestro lado se sentaron dos maricas y uno de ellos fue blanco de nuestras miradas durante el segundo plato y el no-postre (que fue el rato que tardaron en cobrarnos, la eternidad y un día).
Al salir me crucé con un chavalín de 22 años que siempre me mira mucho por el GayRomeo pero nunca dice nada. De ahí que sepa que tiene 22 años. Iba acompañado de un señor algo más mayor que él, así que imaginé que era una cita de las de "invítame a cenar y luego ya te como yo a ti". Tenía mucha pluma. Veredicto: eres mono, pero no volveré a mandarte ningún mensaje porque no me pones.

Fuimos al Axel, pero con tanta reforma que le han hecho ya no sabíamos por dónde entrar y eran ya más de las 23:00 y allí no había travesti ninguna. Así que fuimos a dar una vuelta por el GayXample para constatar que un jueves por la noche esa zona está más muerta que la vida social de los mineros de Atacama durante los últimos dos meses.
Al cruzar por Casanova nos topamos con Gina Burdel y Holly DiBourbon, que nos asaltaron con flyers como una promotora cualquiera para invitarnos a ir al Zeltas a ver actuar a Sergio Cuho.

- ¡Anda! Si Sergio es amigo mío -le dije a Gina.
- Pues ¡va a morir! -respondió ella.
- Tía, qué chunga -le contesté.

Volvimos al Axel y el Show ya había empezado, pero nos daba cosa entrar porque ahora la entrada del restaurante está justo detrás del escenario y no sabíamos si nos iban a hacer cenar o podíamos tomar algo como si nada, y aún así lo de tomar un cocktail sentado en la mesa de un restaurante nos daba un poco de cosa; así que nos fuimos a Punto a tomar una cerveza mientras hacíamos tiempo para ir al Zeltas a ver a Sergio.

En Punto siguió la charla, que inevitablemente acabó versando sobre las fotos que aparecían en las pantallas, lo cutre que es el grupo Arena y la Yiyi, que apareció por las imágenes más de una vez. Puse al día a Little sobre el estado actual de la formación de las Divas Doll Domination (a.k.a. las Britneys) que han sufrido más cambios que las Sugababes en pleno reajuste de la discográfica.
Crucé miradas con un pedazo de maromo durante un buen rato y me fui al baño haciéndome la tonta, pero debí hacerlo muy bien (y es que yo cuando me pongo a hacer algo, lo hago BIEN) y el tío no vino. Así que: nada.
Nos fuimos de Punto y charlando charlando, llegamos al Zeltas.

Saludé a Sergio, que estaba por ahí hablando con unos amigos y tomamos algo mientras Gina y Holly comenzaban el show. Nos obligaron a plantarnos más cerca del escenario. Tras algunas risas y un par de canciones apareció por allí Danny Oton, productor de los temas que iba a presentar Sergio y remixer de excepción, que me puso al día sobre su vida y me dejó patidifuso no, lo siguiente.

La actuación de Sergio fue excepcional. Aunque hubo un par de altavoces que dieron por saco el chico lo dio todo y además de interpretar sus temas de siempre (el "Tú" que junto a Danny fue preseleccionado para Eurovision 2009, su single "Cara a Cara" -una cantadita genial y su versión del "You spin me right round" de los Dead or Alive) nos sorprendió presentando su próximo single "Déjame pensar" que me EN-CAN-TÓ.



Tras la actuación y las felicitaciones salí un momento del local para hablar con Abuga, que me llamaba histérica porque venía de un remoto lugar llamado Pallejà y se había perdido en plena Barcelona y no sabía salir. En el camino me encontré con Josep Maria Sarri, el redactor del blog gay de la Time Out, al que conocí en la pinchada del Apolo de hace unos meses y que me confesó que estaba enganchado a los videoblogs. Me preguntó qué tal, que había visto en el blog que estaba yo de parón y le dije que lo mío era por hacer una "pausa dramática" para tener a los fans en vilo.

Terminamos la cerveza y Little y yo nos pusimos rumbo a nuestra puta casa, que ya era hora. Al salir Gina nos exigió un beso y le dije:

- Tía, al final nadie ha matado a mi amigo Sergio.
- Todo llegará -dijo ella, con un gesto misterioso.

Fue dejar a Little en el Nitbus y, de forma improvisada, acabar con JB sentados en un banco haciéndonos un psicoanálisis profundo que nos sentó la mar de bien. Se nos hicieron las tantas y hacía un frío que pelaba, así que me quedé a dormir en su casa.

Al día siguiente no me daba la gana de levantarme pero corría el riesgo de que JB me pegara una patada que me dejara de canto así que no tuve más remedio que alzarme como Lázaro, comer algo y largarme a mi puta casa. Paseando por Barcelona lo mejor que te puede pasar es que te suene el Higher de las Saturdays justo cuando cruzas un paso de peatones. Y me pasó.

Por la noche, visita en casa. Abuga y FashionGirl vinieron a celebrar la reciente llegada de Lleonard Pler y Tidusin a éste, nuestro hogar. Risas, críticas, Mujeres Desesperadas y pizzas Tarradellas. Todo un alarde de glamour y fashionismo que acabó conmigo sentado en el sofá viendo a la Esteban y ellos en la habitación escuchando música y tocando la guitarra a las dos de la mañana.

No hay nada como una vuelta a las raíces para sentirte absolutely flawless.


Buenas noches y buena suerte

Dije que no iba a hablar de mis cosas personales en este blog, y lo pienso cumplir.

Así que no diré lo que estoy pensando ahora mismo. Tampoco me apetece hablar. De nada. Con nadie. No digo nada, todo en mí parece repetido.

Pero hoy, volviendo a casa bajo la lluvia me he dado cuenta de 2 cosas:

- Que ahora mismo me apetece desaparecer.

- Que la música (bien elegida y con un aleatorio que me quiere horrores) es lo único que no me decepciona nunca. NUNCA. JAMÁS.

Tal vez sean unos días. O unas semanas.

In case I don't see ya:
good afternoon,
good evening and
good night.


We are the people

Hace como un año largo que Empire of the Sun sacaron disco. Inexplicablemente, a pesar de que todo el mundo me dijo que lo bajara, olvidé hacerlo.
De vez en cuando me lo encontraba por ahí y pensaba "ay, voy a escucharlo" pero luego se me pasaba hacerlo y así hasta el viernes.

Pasado el concierto de Brandon Flowers, con el When You Were Young acústico aún resonando en mis oídos, empezó a sonar esto:


Empire Of The Sun - We Are The People
Cargado por EMI_Music. - Explorar otros videos musicales.

Por suerte para mí, el Shazam me pegó otra colleja y me recordó que tenía que bajarme el disco.

Extasiado me hayo.

The Worse It Gets

Es una de las mejores canciones que he escuchado jamás.

La letra es fantástica y tiene uno de los mejores estribillos EVER. La producción es impecable y tiene un mood ochentero lleno de elegancia y clase.

Si hay una sola palabra que defina este tema de Penguin Prison (y casi casi todo lo que hace) es SOFISTICACIÓN.

Atrévete a bailarla.





I’m always late to everything
I’m sorry
I’ll send a photograph

I never think of anything
Until the moment’s already passed

I can’t be patient
I don’t think it’s working
I haven’t noticed yet

I spend my days inside a screen
The more I look the worse it gets
The worse it gets, the worse it gets
The more I look the more I look the worse it gets

I got a car that I call Jenny
I take her out when there’s too much noise in my head
She’s always there to take me anywhere
Just the same way we do it again

I’m wide-awake and never sleep
Don’t worry
I can’t control myself

Don’t wanna make another scene
Just wanna become someone else

I can’t decide on anything important
Don’t tell me I’ll forget

I’ve seen my face too many times
The more I look the worse it gets
The worse it gets, the worse it gets
The more I look the more I look the worse it gets